Consejos para usar correctamente CTRBOX y sacarle todo el partido

¿Ya te diste cuenta de que el CTRBOX no es un botijo?

Efectivamente, es una herramienta avanzada, aunque no excesivamente compleja en su funcionamiento y programación, pero que sí que necesita de unos conocimientos mínimos de los parámetros sobre los que trabaja.

consejos-uso-CTBOX

Al igual que si a nuestros abuelos les hubiésemos dado un ordenador, no hubiesen logrado hacer nada con él , y probablemente nos hubiesen dicho que esa máquina no servía para nada, pues de la misma manera, si no disponemos de los conocimientos básicos será muy difícil que alcancemos nuestros objetivos.

Y por ello queremos ayudarte a entender cómo usarla y a cómo manejar sus parámetros.

Si estás pensando que esta es una herramienta mágica que te va conseguir tus números 1 en posiciones mientras duermes después de apretar un botón, ya te puedes ir olvidando.

Esta es una herramienta que te va a ayudar a conseguirlo si sabes usarla adecuadamente.

¿Que porqué?

Porque se va a encargar de activar un factor importantísimo en la consideración de los buscadores sobre la calidad e importancia que tiene un sitio web y por ende de influir en su mejor o peor posicionamiento.

¿Que cuál es?

Las SEÑALES de USUARIO, sí eso es, y lo mejor es que son señales controladas en cuanto a los parámetros que definen su calidad como son las rutas, la duración, el rebote y el nº de visitas diarias a recibir, entre otros.

¿Y es así de fácil?

No.

No al menos si lo quieres hacer bien.

Como se trata de hacer que las cosas parezcan lo más naturales posibles, necesitamos tener una serie de datos para que los cambios producidos con CTRBOX no “desentonen” sobre los que se reciben en la actualidad.

¿Y esos datos cómo lo podemos saber? ¿Quién nos lo facilitará?

Pues…. nuestro amigo Google Analytics.

Sí, existe una funcionalidad, la verdad poco explotada por la comunidad SEO, que es la de la sección de comparativas.

Gráfica 1

Gráfica 1

Con ella podemos averiguar una serie de valores muy interesantes a la hora de ajustar nuestra herramienta y no “pasarnos”, ni “quedarnos cortos” a la hora de su programación.

¿Por qué decimos eso?

Pues porque es muy habitual intentar repartir los minutos de los que se disponen diariamente ( 500 ó 1000) entre los 2 o 5 proyectos permitidos según el plan contratado.

Por ello es importante primero elegir un proyecto y analizar los datos para ver en primer lugar qué número de visitas y tiempo de las mismas tenemos que mandarle al sitio web para estar por lo menos a la altura de la media del sector en España.

Para ello lo primero, tal como indica el gráfico 1,  es sacar la información de los últimos seis meses (o menos si el proyecto es reciente) de las “sesiones” frente a la “comparativa de sesiones” de los proyectos encontrados de esa temática.

Es importante elegir correctamente el sector y el rango de sesiones diarias que englobe a la media que recibe nuestro sitio web hasta este momento.

De esta gráfica ya podremos extraer la idea de las visitas mínimas con las que tenemos que empezar nuestro proyecto y que tendrá que ser una progresión para llegar a la media a lo largo de por lo menos un mes o dos y posteriormente superarla y mantenerse en un valor que supere la media.

Paralelamente a esta actuación , si llevamos el control de las posiciones de los criterios que estamos trabajando y otros que de forma colateral puedan verse afectados (mediante RankBOX o cualquier otra herramienta de seguimiento de posiciones) y observamos una mejora de las posiciones, es obvio que nuestras visitas naturales también aumentarán por lo que ya no será necesario mandar la misma cantidad de visitas sino que podremos empezar a reducirlas.

¿Seguro que podré reducirlas?

Claro que sí pero… depende de si tu sitio web es bueno para los visitantes reales, si soluciona sus problemas o cubre sus expectativas, si no, lo que harán es marcharse nada más entrar disparando la tasa de rebote que CTRBOX te había bajado y teniendo que programarlo para volver a enviar más visitas.

Y esa es la clave y la función de esta herramienta.

“Ayudarte a hacer visible tu sitio web a los usuarios para que puedas demostrarles que merece la pena visitarlo, permanecer en él e incluso volver en más ocasiones”

Por cierto, existe otra gráfica complementaria a la primera una vez que sabemos cuál es la media del sector, que nos ayuda a saber si estamos por encima o por debajo de la media y es ésta:

Gráfica 2

Gráfica 2

En segundo lugar vamos a obtener otro dato sobre el que trabajar, y es la media del tiempo de permanencia de una visita en los sitios web de tu sector. Para ello elegimos dentro de la caja de selección el apartado de “comportamiento” la “duración media de la sesión” frente a “duración media de la sesión de referencia”.

Gráfica 3

Gráfica 3

En este caso se puede ver que estamos muy por encima de la media (azul claro) y tenemos que reducir el tiempo de permanencia ya que es exageradamente superior (8seg) a la media (2seg)

Como puedes ver se trata de combinar varios parámetros al más puro estilo de un laboratorio de ciencias, ya que las características de cada proyecto (dificultad del sector, dificultad de las keywords a posicionar, competencia, calidad de la estructura, interlinking, linkbuilding, contenidos, etc..), los hacen totalmente distintos a unos de los otros.

Por tanto se pueden aplicar técnicas generales pero solo el método prueba/error nos marcará el camino correcto en cada proyecto.

A continuación tenemos el dato que nos indica la media del “nº de páginas por sesión” frente a las “páginas por sesión de referencia” que, como se puede ver en el ejemplo de la grafica 4, en las últimas semanas hemos superado ligeramente la media, lo que es una buena señal.

Gráfica 4

Gráfica 4

Y por último tenemos el control del parámetro de la tasa de rebote de la url de entrada frente a la media del sector.

Para ello accederemos a la comparativa de analytics y seleccionaremos el “porcentaje de rebote” frente al “porcentaje de rebote de referencia”.

Gráfica 5

Gráfica 5

Como se puede observar en el ejemplo de la gráfica 5, nuestro porcentaje está cercano al cero ya que el sitio web recibe pocas visitas, y las que nosotros le enviamos tienen un 0% de rebote . Como vemos que la media del sector se establece en un 66% aproximadamente, lo correcto es empezar con un rebote del 50% y posteriormente iremos reduciéndolo un poco pero sin excedernos ya que un 30’% en general se establece como un muy buen porcentaje de rebote.

La manera ideal de realizarlo sería el modificar el % inmediatamente después de que subamos una actualización de los contenidos de esa url.

¿Por qué hacerlo así?

Pues porque eso indicaría al buscador que la modificación del contenido es la causante de la disminución de la tasa de rebote. Simplemente causa-efecto, si no, ¿qué sentido tiene que de golpe mejore la tasa de rebote sin modificación alguna?

Por ello hay que aplicar mucho sentido común al manejo de los parámetros.

Siempre hay que preguntarse si tiene sentido lo que vamos a provocar.

Lo mejor es imaginarse que es una persona la que va a analizar las modificaciones de estos parámetros.
Hay parámetros, como sucede con el aumento de visitas, en los que es evidente que puede deberse a multitud de factores externos, una campaña en tv, en radio, prensa, etc… siempre refiriéndonos a factores offline no controlables por el buscador (no a campañas en FB , TW, etc… que son rastreables por los referers), y no es necesario ningún cambio en la web.

Pero este no es el caso. Ten en cuenta que estamos modificando el rebote, la permanencia, etc..
Esos parámetros, por lógica, cuando cambian es normalmente debido a modificaciones en la calidad de los contenidos o en la experiencia del usuario en el sitio web.

Por tanto debemos ser cuidadosos con el manejo de los parámetros y sobretodo PACIENTES con la obtención de resultados y no obsesionarnos diariamente con la variación de las posiciones.

Es difícil que pueda funcionar el estar variando continuamente los parámetros con el fin de intentar obtener resultados rápidos en muchos proyectos y en muy poco tiempo. Si ese es tu objetivo, esta no es tu herramienta.

CTRBOX te acabará mostrando los valores de los parámetros necesarios para conseguir tu objetivo de posicionamiento, y una vez obtenidos tendrás que ser capaz de replicar de forma natural ese comportamiento (valores de parámetros) con tus visitantes reales.

Entonces es cuando podrás ir desconectándolo para que sean los propios usuarios los que generen los parámetros de comportamiento correctos.

De esta forma dispondrás de una ventaja competitiva frente a tu competencia que no usa CTRBOX.

3 comentarios
  1. dionisos
    dionisos Dice:

    Muy interesante. Pero esta estrategia parece enfocada a una mejora general de los datos de la web. Como podemos centrar el tiro en una Kw especifica. Un saludo

    Responder
  2. Daniel
    Daniel Dice:

    Si a mi me surge la misma duda que a dionisos. Entiendo que para un blog el numero de keys es más limitado pero en el caso de un ecomerce, son muchas landing y muchas keywords. Esta info comparativa de analytics es un poco genérica del sector en terminos muy amplios

    Responder
  3. seobox
    seobox Dice:

    Efectivamente asi es, estamos preparando una segunda parte para centrar estos conceptos en una url en concreto. Aunque los principios son los mismos la estrategia es diferente debido a las limitaciones de Google Analytics. Permaneced antentos al siguiente artículo y muchas gracias por pasaros a comentar 🙂

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Al publicar un comentario aceptas nuestros Términos de Uso y Política de Privacidad